MUDITA

YOGA

El segundo Yama: Satya


SATYA (=veracidad)


SAT significa "Ser" y "Verdad", "la Existencia real como Verdad Absoluta". Es una de las tres características del final del Yoga, de la Liberación: Sat-Chid-Ananda (Existencia-Consciencia-Felicidad).

Cuando Despertamos salimos del sueño de la ignorancia (avidya), porque Vemos, se revela la Verdad. Por ello, al procurar ser sinceros, no mentir (satya), nos acerca a Sat, la Verdad. Como dijimos la semana pasada, en cada paso del Camino está ya implícito Todo el Camino, porque la máxima expresión de Satya es Sat.


Y ¿cuál es la VERDAD (en mayúsculas)? Esa Verdad que no es conceptual, teórica, esa Verdad que "os hará Libres"? No sabemos cuál es, por eso estamos aquí en la Tierra, para llegar a vivenciarla.

Y ya que de momento no la conocemos, debemos buscar al menos nuestra propia verdad (en minúsculas), siendo sinceros. Este es el 2° Yama, la veracidad, que implica también el ser auténticos, no engañarse ni engañar a los demás, no ser lo que los demás quieren que seas.... Sin dobleces, sin máscaras.


Y como en casi todos los pasos del Yoga, la atención (Sati) nos ayuda a ver más nuestras falsedades, las triquiñuelas que usamos para mentirnos y mentir. Escucharse, mirarse bien con atención... y mirarse con sinceridad muchas veces no gusta, muchas veces duele.


No hay mucha sinceridad cuando exageramos algo. O simulamos estar bien (porque "soy positivo" y "espiritual", y claro esta máscara no me deja ver, me auto-engaño). O cuando ocultas algo que te puede perjudicar. O cuando mientes por descuido, por inconsciencia, o para obtener beneficios, etc. (puedes reflexionar sobre ello y ver ejemplos en tu día a día).


Estos Yamas tienen un orden. Así, Ahimsa es el 1°. Por tanto el 2°, Satya, no puede ir en contra de Ahimsa, no podemos utilizar la verdad para dañar, para "machacar" al otro (otra cosa distinta es cuando al decir la verdad se producen daños sin intención, porque muchas veces la verdad es curativa, pero al principio "duele").


El Asthanga Yoga de Patanjali y el Noble Óctuple Sendero budista son primos-hermanos. En éste último se dice "abstenerse de mentir", dentro del apartado ético de la Recta Palabra. Igual aparece en los Diez Mandamientos. (¿Te imaginas a Patanjali, Buda, Jesús, Ramana Maharshi, Mahoma o Krishna mintiendo?)


Los Yamas y Niyamas lógicamente se relacionan entre sí. Pero hay algunas relaciones más estrechas. Por ejemplo, si te vuelves muy sincero e inocente, sin dobleces, te volverás más puro, más limpio (Shaucha), y también te volverás más sencillo y simple (Tapas). Cuando se miente mucho se crean complicaciones y cada mentira exige otras mentiras para sostenerla; en el cine y la literatura hay muchas historias sobre esto.


Para esta semana me propongo y te propongo estar ATENTO A LO QUE DICES (o escribes), más ATENTO A LA SINCERIDAD.


Dice Patanjali:


"Al estar firmemente establecido en la veracidad (Satya) los frutos dependen solamente de su acción". (II, 36)


La interpretación no es tan fácil, pero viene a decir que la actuación (de palabra, obra o pensamiento) de una persona que llega a este extraordinario nivel de Verdad, se cumple. Lo que se dice se cumple, porque esa persona es un canal de la Verdad Divina.

Con mucho engaño, lo que se dice apenas tiene valor, "cae en saco roto". Pero en una mente pura y sincera, la palabra tiene más poder, por eso la palabra de un Sabio "va a misa".



Que a través de Visshuddhi

(5° chakra) tu palabra sea Noble.

Om shanti

Síguenos

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - Círculo Blanco

​© 2020 by Mudita Yoga