MUDITA

YOGA

Seguimos con el tercer Yama: Asteya


ASTEYA (=honestidad))


Estamos en el 3° Yama. Si steya significa robar, asteya es lo contrario.

Cuando no estoy satisfecho con lo que mi trabajo o la vida me depara (Santosha), entonces puedo caer en la tentación de apropiarme de algo que no me pertenece. Se trata, pues, de abstenerse de tomar aquello que no es tuyo.


Todos vemos bien los ejemplos más "gruesos", como robar un coche, un piso, una joyería, etc. Pero está también el robar las ideas o textos de otros y exponerlos como propios. O el defraudar a un banco, aunque habrá gente que se sonreirá y lo aplaudirá. O llevarse la toalla del hotel (!sí, esto también!). O si habitualmente llego tarde a una reunión (o a clase, o a comer, etc.) y me están esperando, estoy "robando" el tiempo de los demás.

Incluso podemos pensar que cuando llamamos continuamente la atención y en realidad solo queremos eso (llamar la atención), también me estoy apropiando del tiempo y energía de los otros ("chupo" de ellos). Quizás esto ocurre mucho en las redes sociales...


Desde un punto de vista esotérico, cada uno de nosotros somos un dientecillo en el gran Reloj Universal. Así, cuando pierdo el tiempo y no crezco interiormente, estoy "robando" al Universo, estoy dejando que otros hagan lo que yo tengo que hacer.


Hemos puesto distintos ejemplos para ver que cuando se van constatando y eliminando las formas más claras de Asteya, uno va percatándose de las más pequeñas y sutiles (puedes dedicar un tiempecillo a repasar ejemplos de Asteya en tu vida).


El mismo principio está en los Sila del budismo y en los Diez Mandamientos: abstenerse de robar. Un inciso: hay que entender bien estos principios éticos. No es algo a cumplir por "imposición" (que aparte del Código Penal, así solían enseñarnos en la escuela), sino por "Comprensión".

¿Cómo sé que estos principios éticos los voy Comprendiendo? Porque se van actualizando en mí, se van ejemplificando en mi vida. Si los entiendo, pero no vivo y actúo de acuerdo a lo que entiendo, entonces no los he Comprendido.

A más Comprensión (Gñana Yoga) mayor cumplimiento "natural" de ellos, lo que acarrea beneficios para mi y para los demás.


Otra forma de ver este 3° Yama es desde la virtud contraria. Si Asteya es "coger" lo que no es tuyo, entonces se trata de cultivar el "dar" lo que es tuyo, es decir, la generosidad.

¿Soy generoso? ¿Tengo las manos "cerradas" o "abiertas"? ¿Cuánto tiempo, trabajo, dinero, energía doy y he dado en mi vida? Cuando soy generoso ¿lo publico enseguida, quiero que se sepa pronto?

El ego siempre está hambriento, buscando comer lo que sea (apropiarse de la generosidad) para sobrevivir. Porque podemos dar para "comprar" al otro, para que esté "en deuda" conmigo, o para que me valore y/o me quiera.

O damos para tranquilizar a nuestro "ego espiritual" (!qué bueno soy!)

Es conveniente ver esto cuando suceda, sin engañarse (Satya).


"Sólo posees aquello que das" (Soma)

(Aquello que tengo y me cuesta dar me "posee" a mí.)


Propuestas para esta semana:

1) ESCRIBIR los casos que recuerdes en tu vida de haber sido GENEROSO.

2) Intenta incluir la GENEROSIDAD, DANDO ALGO (tiempo, dinero, trabajo, etc.) de la forma que veas. Puede ser algo pequeñito, y está bien.


Dice Patanjali:

"Al estar firmemente establecido en la honestidad (Asteya), todas las riquezas se presentan por si solas" (II, 37)


El yogui que ha alcanzado la absoluta honestidad, por clarividencia o consciencia intuitiva, "ve" dónde está la riqueza oculta. Ahora que el yogui no está "atado" a la riqueza...., la riqueza le viene.


Om generoso abrazo

Síguenos

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - Círculo Blanco

​© 2020 by Mudita Yoga